EL CAMBIO DEPENDE DE TI

EL CAMBIO DEPENDE DE TI

¿Te gustaría conseguir un cambio o transformación en tu vida? ¿Estás dispuesto a hacer lo que nadie hace, para luego vivir como otros no pueden? Sigue leyendo…

Si quieres cambiar el mundo, empieza cambiando tu vida. Si quieres cambiar tu vida, empieza cambiando tu.


inspiración
Inspiración

De acuerdo a la clara evidencia científica entre ejercicio físico y salud, existe una gran cantidad de personas que, a través del ejercicio físico, buscan un cambio en su vida, adquirir unos hábitos adecuados y un estilo de vida saludable. Dentro de este marco de referencia, la mayoría de personas busca transformar su cuerpo y sentirse a gusto consigo mismos, obteniendo buenos resultados. Ahora bien, estas personas no son conscientes de que todo esto requiere un precio, pero sobre todo requiere previamente una transformación en ti mismo y en tu interior. Pregúntate esto, ¿de verdad estás dispuesto a cambiar tu mismo, para lograr esa transformación deseada?

El problema es que vivimos en un mundo acelerado e inmediato, donde todo se quiere a la voz de ya, que todo nos caiga del cielo y sin esfuerzo alguno, queriendo además conseguir resultados milagrosos en poco tiempo.

Y déjame decirte que el entrenamiento no es nada de eso. Eso no existe. Esto se trata de un proceso constante de esfuerzo y dedicación, pero sobre todo pasión e ilusión en aquello que haces. Así que, o tienes suficientes motivos fuertes para comenzar y seguir adelante o estas acabado.

Debes encontrar una razón intrínseca lo suficientemente potente por la que querer cambiar, que te lleve directamente a la acción. Y creo que el simple hecho de estar hablando y poniendo en juego nuestra salud es una prueba suficiente a la hora de plantearse un cambio en nosotros.

Frecuentemente, este rechazo al desarrollo y a no querer cambiar nosotros mismos tiene explicación en el Miedo. Es miedo al cambio y a salir de nuestra zona de seguridad y confort, en la que nos encontramos protegidos. Pero sobre todo es miedo a no ser nosotros mismos.

Si quieres de verdad producir un cambio, has de ir a revisar tus propios valores y creencias que te definen como persona. Has de saber que para querer cambiar tus conductas, has de cambiar previamente tus creencias. Con esto quiero decir que, Si piensas que hacer ejercicio es demasiado esfuerzo, y una pérdida de tiempo o una tontería, ya vamos mal. Aunque quieras cambiar, nunca lo lograrás.

Por otro lado, has de estar dispuesto y abierto al cambio, a salir de tu zona de confort y enfrentarte a retos y problemas, que son parte del camino. Has de hacer un compromiso contigo mismo y estar dispuesto a ello, a pagar el precio necesario de crecer hasta merecerlo.

Y para afrontar este proceso, el cambio empieza en ti mismo, el arma más poderosa que dispones para cambiar eres tú mismo y tu capacidad de adaptación.

Para encontrar las razones y motivos fuertes que te lleven a conseguir tu propósito has de buscar en tu interior, toda la fuerza y el poder está en ti. El problema es que muchos se creen que no hay potencial en su interior, y esto no es así. Este potencial es consustancial a todos nosotros y a menudo se nos olvida la grandeza que hay en nuestro interior. Tenemos carencia de pasión, compromiso, autodeterminación, confianza… Estamos paralizados por el miedo, la ira, la desesperanza… Esto no puede seguir así. Hemos de trabajar y entrenar nuestra mente, persistir y esforzarse. Recuperar nuestros propios valores y principios, que nos guiarán el camino. Hemos de recuperar nuestra libertad, saber que las circunstancias nos influyen pero no nos determinan.

Y es que a veces, para poder comenzar una transformación, hay que desaprender para aprender. Tienes que convertir el perfeccionismo, la seguridad, la dependencia, etc. en palancas potenciadoras que a través de la confianza en ti mismo, te generen autoliderazgo, autoconocimiento, autogestión, inspiración e incertidumbre… MOTIVACIÓN. Has de salir de esa zona de confort, porque al otro lado del miedo es donde se encuentran las cosas maravillosas. ¿Te atreves?  La certidumbre es el enemigo del crecimiento. Deberíamos estar en constante búsqueda de la duda. Estar equivocado abre la posibilidad de cambiar, ofrece la oportunidad de crecimiento. No hay nada que temer, sé valiente.

Y es que estos aspectos son los que marcan la diferencia, y nunca van a cambiar. Esto se trata de seguir adelante, ¿Luchas o cedes? Tu eliges. Se trata de luchar por tus objetivos, decidir cambiar el día a día para alcanzar lo que te propones.

Invierte en ti a diario, porque nadie más lo hará. O estableces tus propios objetivos o perteneces a los objetivos de los demás. La autodisciplina nos da libertad. El ser disciplinado, hará que de verdad llegues a donde quieres estar y ser más libre, y no dejarte vencer por las excusas que te frenan, porque tu cerebro está hecho para la supervivencia y es un experto en crear excusas y protegerte, para que no salgas de tu zona de confort. Es hora de despertar, darte cuenta y tomar conciencia y responsabilidad. No seas prisionero de tu pasado, conviértete en el arquitecto de tu futuro. Sírvete del pasado para aprender, y no mires atrás a menos que puedas sacar momentos de aprendizaje, y ten en cuenta el único tiempo que se vive y el que determinará a donde te diriges en el futuro, es el momento presente.

Cuando te pregunten qué hora es… Responde ahora. Cuando te pregunten donde estás… Responde aquí

El responsable de tus acciones y de como respondes a todo lo que te ocurre. La transformación se elige a cada momento, decisión tras decisión marcan el camino. Preocúpate de todas las cosas que estén dentro de tu círculo de influencia. No esperes a recibir de tu entorno algo que te resuelva la vida. Asume el rol de protagonista y toma las riendas.

EL CAMBIO EMPIEZA POR UNO MISMO. Todo pasa por ti y depende de ti. Pregúntate, ¿Qué quiero conseguir? ¿Hasta donde quiero llegar? ¿Por qué quiero hacerlo? Y sobre todo, ¿En que persona me convertiré y que aportaré con ello?

Quizás encuentres en tu propia voluntad de cambio, desarrollo y recuperación, la solución que tanto tiempo llevabas buscando.

Lo que haces cuando nadie mira es lo que todo el mundo acabará viendo

Somos el resultado de nuestras acciones y nuestros resultados. De ti depende como quieras ser y lo que quieras exportar al mundo

Diseñar nuestra vida es una de las mayores aventuras. NUNCA DEJES QUE NADA NI NADIE TE DIGA HASTA DONDE PUEDES LLEGAR

Deja una respuesta

Cerrar menú