BIENVENID@ AL MOVIMIENTO

¡HOLA!

Me gustaría compartir contigo un mensaje que transmite mi filosofía y manera de pensar e invita a reflexionar acerca de la importancia del MOVIMIENTO 

Si eres de las personas que pasa mucho rato de su tiempo inactivo, que no siente la necesidad de entrenar o moverse, te encuentras cansado o debilitado, y llevas un estilo de vida sedentario… déjame advertirte una cosa.

Para ponernos en contexto, es obvio que la era moderna y el nacimiento de la revolución tecnológica nos han permitido multitud de avances y mejoras en nuestras vidas, pero por otro lado, también han originado nuevos problemas, principalmente la creación de una sociedad acomodada que va en contra de nuestra esencia, generando un entorno que se aleja en gran medida de lo que nuestros genes esperan. Así pues, esta situación ha propiciado que nuestra capacidad de movimiento se vea interferida debido a las facilidades que nos reportan las tecnologías, transportes, industria, telecomunicaciones… dando lugar a la aparición de multitud de enfermedades y patologías propias de esta nueva generación. Y déjame decirte que la causa raíz del problema es la Falta de Movimiento y el Sedentarismo.

Actualmente, en la mayoría de nosotros, nuestro estilo de vida se resume básicamente en pasar 10 horas en el trabajo sentado en una silla, desplazarnos continuamente en vehículo de motor, pasar el día delante de una pantalla, encerrado en casa con la consola y de vez en cuando, practicar un poco de deporte. ¿Te has dado cuenta de la gran cantidad de tiempo que permanecemos inactivos a lo largo del día? Sinceramente, este no es nuestro hábitat natural. Nuestro entorno ha cambiado tan rápido que nuestros genes no se han adaptado con el tiempo, provocando lo que se conoce como una «discordancia evolutiva». Porque el ser humano siempre ha necesitado el movimiento para sobrevivir y quieras o no, es para lo que realmente estamos diseñados. ¿No lo crees?

Entiendo que te resulte un poco extraño lo que te estoy contando o que no sepas exactamente lo que te quiero transmitir. Pues bien, voy a intentar conseguir que te cuestiones y reflexiones acerca de la importancia del movimiento, o que comprendas realmente la necesidad de moverse.

Lo que se utiliza se desarrolla, lo que no se utiliza se atrofia

Aristóteles

Creo razonablemente que esta afirmación es aplicable a todos nosotros. El cuerpo humano es una Maquinaria latente que si no la usas, se atrofia. Ni más, ni menos.

Porque así es nuestro cuerpo. Excepto que empiece a mutar, sigue siendo Energía y Movimiento, y es por eso que estamos conectados por músculos, articulaciones, tendones y nervios, con nuestra mente y nuestro corazón dentro de este conjunto. Por lo tanto, seguimos siendo un conjunto, un sistema dinámico, complejo e interconectado que se encuentra en constante movimiento y evolución.

Nuestra naturaleza está en la acción. El reposo presagia la muerte

Séneca

Como bien dijo Séneca, la naturaleza del hombre es permanecer en movimiento. Aquellos que no tienen tiempo de pensar en ejercitarse, tarde o temprano tendrán que encontrar tiempo para la enfermedad. Y así es realmente, porque la falta de movimiento locomotor genera desadaptación, disfunción, incapacidad y enfermedad.

No dejamos de movernos porque envejecemos. Envejecemos porque dejamos de movernos

Dicho esto, podemos decir que envejecemos a medida que perdemos nuestra función básica. Esto es debido en gran parte a que estamos sometidos a reglas muy precisas, que nos limitan y restringen los grados de libertad. Con lo cual, nuestro sistema no consigue adaptarse y termina empeorando. Realmente, nuestro cuerpo está diseñado para moverse bien y preparado para realizar movimientos complejos. En cambio, si observamos a nuestro alrededor, la mayoría de movimientos que hacemos son muy limitados, poco variados e ineficientes. Si estudiamos a nuestros antepasados, observamos como disponían de una gran riqueza motriz y de una mayor variedad de movimientos, lo que les permitía gozar de mayor funcionalidad. Por esto mismo, creo que algo bueno podemos aprender de ellos.

Así que siendo consciente de todo lo que tu cuerpo puede ser capaz de hacer, ¿porque limitarse? O mejor dicho, ¿Por qué no nos da por movernos? Puede que el entorno en que vivimos nos distraiga… Pero desgraciadamente, resulta que no hay nada que nos estimule o que nos mantenga activos, dejándonos vencer por las fuerzas de la sociedad moderna y la comodidad. Y lo que no vamos aprendido o adquiriendo, con el tiempo se va perdiendo.

Lamentablemente, es una realidad que la Inactividad física, junto al sobrepeso, sean la principal causa de enfermedades cardiovasculares y de muerte. Básicamente cuando comemos, si toda esa energía que adquirimos no se gasta ni se utiliza, queda ahí acumulándose en el organismo y a la larga, dañando al sistema. Por esto mismo, la Actividad física en sí es el recurso con mayor potencial para combatir todo tipo de enfermedades y mejorar la calidad de vida.

Porque si o si, MOVERSE ES UNA NECESIDAD. Y me gustaría recalcar que no hace falta grandes dosis de actividad o de entrenamiento, así que no vayamos al extremo. La clave siempre está en el equilibrio y en una buena frecuencia (DOSIS) de actividad. Lo importante es pasar de inactivo a activo físicamente, a través de pequeñas conductas y acciones, poco a poco convirtiéndolas en hábitos, lo que ya reduciría muchísimo el riesgo. y sería muy beneficioso para la SALUD. Al fin y al cabo quiero que te quedes con la idea de que no es necesario un «entrenamiento» tradicional para ser una persona activa, sino lo contrario. El movimiento es mucho más importante que el entrenamiento, y por que vayas a «entrenar» 3 horas a la semana pero en el resto de tu día no te levantes de la silla, sigues siendo sedentario. Así que el «no tengo tiempo para moverme» no es una excusa válida.

Entrenar es opcional, Moverse es Esencial

Por esto mismo, y sea cual sea tu situación, me gustaría que grabaras a fuego este mensaje ¡MUÉVETE!.

¿CÓMO?: Como sea, con lo que tengas, con lo que puedas, donde estés… Pero HAZLO. ¿CUÁNDO?: Todos los días.

Porque el movimiento es vida y si estas leyendo esto es que estás vivo. Así que empoderate, se tu mejor versión, explota tu potencial y hazte fuerte, tan fuerte que te sientas orgulloso, tan ágil que te sientas libre, tan resistente que siempre puedas un poco más. Así es la vida, se trata de un proceso constante donde nunca darse por vencido.

Date la oportunidad de moverte y disfruta el Movimiento: Juega y explora. Tienes a tu disposición un enorme abanico de posibilidades, la cuestión está en disfrutar de la sensación de libertad de explorar el movimiento.

Date cuenta de que el ritmo está dentro de tu cuerpo, que puedes sentirlo. Está en cada movimiento que haces. Si observas el entorno, siempre está todo en Movimiento, nunca se detiene. Es una transformación continua. Al tratarse de nosotros, debemos sumarnos a esa energía vital, a ese movimiento. Ser partícipes de esa fuerza. Aplica toda esa energía para ti mismo, para moverte, avanzar, permanecer activo.

Nutre el movimiento todos los días y este se verá reflejado en tu salud, el mayor tesoro. Aprovecha, agradece y disfruta el tiempo. El movimiento del día a día te ayudará a estar sano, a conectar con tu esencia y a crear nuevas conexiones. No importa en la situación en la que te encuentres, comienza a mover el cuerpo que la naturaleza te ha dado. Se más humano y trata de transitar por esta existencia de una forma más saludable

Nunca sabrás cuando será la última vez que puedas sentir tus brazos, tu tronco o tus piernas en movimiento. Por esto mismo, aprovecha tu momento. Entrena en la medida de lo posible, porque descubrirás que eres capaz de hacer cosas que jamás habrías imaginado.

¿Tienes ganas? Ahora o nunca. Vive en el presente, el aquí y ahora. Vive en Movimiento.

Logo

la vida es movimiento. quedarse quieto no es una opción

Deja una respuesta

Cerrar menú
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad